Páginas

Frases de motivación para emprendedores



La red está saturada de artículos con largos listados de frases de motivación para emprendedores. Algunas muy buenas y otras claramente puestas ahí para hacer el artículo un poco más largo.

Yo no quiero hacer lo mismo, así que no esperes un listado de frases inspiradoras, a veces, y grandes citas de famosos y mediáticos escritores portugueses.

Lo que quiero hacer en este artículo es plasmar el listado del puñado de frases y citas que me han servido a mí a lo largo de mi trayectoria profesional. Y, como ya peino canas, te puedo asegurar que ha sido larga y azarosa.

Frases de motivación para la vida y los negocios


En cualquier faceta de la vida hay que tener unas metas, unos objetivos. Pocos son los que van por ahí movidos por el viento sin rumbo fijo definido.

Pero hay momentos en la vida de toda persona que no sabe por qué debe levantarse por las mañanas; no tiene claro los motivos por los que debería seguir intentándolo (sea lo que sea lo que esté intentado):

frases de motivación para emprendedores

No podría mirar a mis hijos a los ojos y decirles que ellos viven así porque yo no me animé a luchar


Las fuerzas hay que sacarlas de donde sea, pero hay que seguir luchando. La vida, los negocios, las relaciones… todos son pequeñas batallas en una contienda global.

Puede que no tengas ganas, puede que no tengas fuerzas, puede que no tengas ánimo. Pero no se trata de ti, se trata de ellos. Da igual que sean hijos, parejas, padres, hermanos… Siempre se tiene que tener claro el por qué se levanta uno por las mañanas.

Cuando sólo te levantas por ti llegará un día en que no lo hagas, Ese día habrás llegado al fracaso.

Esta frase de motivación no deja lugar a dudas. Trabajas y luchas para otros que vienen detrás, que dependen de ti, que te tienen como modelo de comportamiento.

Por esto mismo me gusta también mucho para motivarme leer de vez en cuando esta otra:

frases para motivar a los emprendedores

Pensé en rendirme, pero vi que alguien seguía mis pasos.


Ser el líder, el que encabece una organización (empresarial o familiar) es muy duro. Pero la cosa se hace más llevadera cuando se tiene claro para quién y para qué se trabaja, se lucha.

La motivación es mucho más fuerte cuando debes ser el ejemplo a seguir de gente que te importa. Y nada más importante que los propios hijos ¿no?

Dentro de las frases motivacionales no creo que exista una más contundente y certera.

Ser un buen ejemplo para tus propios hijos debe ser motivación suficiente para levantarte todas las mañanas y salir a la pelea diaria con buen ánimo.

La siguiente frase motivacional es de las que impactan y no te dejan indiferente. O no te dice absolutamente nada o te lo dice todo.

Yo la leí en el momento justo y me inyectó una sobredosis de ánimo. A partir de entonces no he parado de andar. Dejé de poner excusas y comencé a buscar soluciones.

Espero que a ti te pase lo mismo:

frases para motivar a emprendedores


Si vas a tirar la toalla, que sea porque ya te secaste la frente para seguir luchando


Y es que no se puede estar siempre y en todo momento “a tope de power” La vida y los negocios no son lineales y todos tenemos momentos de bajón, es lo normal.

Pero es en esos momentos de crisis en los que se tiene que descansar, reflexionar y tomar la decisión de seguir luchando.

Trabajar es duro, dirigir cualquier negocio no es fácil, mantener una familia es complicado… El descanso y los momentos de duda existirán.

Pero después de secarte la frente y descansar hay que levantarse con más ganas, más fuerza y más determinación.

Esta es sin duda una de las frases de motivación para emprendedores que más ha ayudado. Dicha en el momento preciso te hace reflexionar y darte cuenta de porqué y por quién luchas.

Frases de motivación para emprendedores


A continuación quiero mostrar unas cuantas frases de motivación para emprendedores.

Emprender en España nunca ha sido fácil. Por desgracia no existe cultura del éxito y se castiga fuertemente el fracaso.

Pero un verdadero emprendedor lo es a pesar de las circunstancias. Un emprendedor que lo es si le conceden las ayudas y subvenciones no es un verdadero emprendedor.

Las siguientes frases todo emprendedor debe tenerlas en cuenta, y relacionarlas con las tres que ya hemos visto. Así se motivará en su faceta de emprendedor y se verá reforzado por su faceta de persona, de padre o madre; de esposo o esposa; de cabeza de familia (sea cual sea su forma de núcleo familiar)

frases para emprender


No tengas miedo a fracasar, ten miedo a no intentarlo


Esta es la típica frase motivacional, pero no deja de ser importante tenerla en cuenta. Todos los psicólogos afirman que el fracaso es una parte esencial del aprendizaje.

No hay que ver el fracaso como algo negativo. Un gran inventor dijo una vez algo parecido a esto: No fracasé 10.000 veces, sólo encontré 10.000 formas de cómo no hacer las cosas.

Si lo intentas una vez y no lo consigues ya sabes cómo no tienes que hacerlo la próxima vez. Por tanto, después de un fracaso estás mejor preparado para conseguirlo al siguiente intento.

Lo único a tener en cuenta es tener calculado el coste de este fracaso. Si lo apuestas todo al rojo y lo pierdes, deberías aprender que la próxima vez no debes apostarlo todo, que debes reservar una parte para intentarlo de nuevo.

Y esta frase motivacional me lleva a otra frase de motivación para emprendedores que te tienes que gravar a fuego en tu mente:

frases para motivarte


Yo nunca pierdo, unas veces gano otras, aprendo


Poca explicación más merece esta frase. El ejemplo anterior la explica a la perfección.

Pero muchos emprendedores no lo tienen claro. Si lo intentan y fracasan se quedan en un rincón lamiéndose las heridas y buscando empleo por cuenta ajena.

Tras un fracaso hay que analizar los motivos, las circunstancias, las acciones que nos llevaron a fracasar en ese intento. Después de ese estudio sacaremos las conclusiones y las enseñanzas.

De esta forma estaremos mejor preparados para lograrlo en el siguiente intento.

Muchos estaréis a estas alturas del artículo pensando en que si has fracasado en España te has quedado con muchas deudas y pocas posibilidades de intentarlo de nuevo.

Y es cierto, por eso el siguiente intento hay que realizarlo de manera diferente:

frases motivacionales


Haz lo que puedas, con lo que tienes, donde estás


Esta es la frase de motivación para emprendedores que más puede ayudar a cualquier emprendedor. Detrás de estas pocas palabras hay toda una filosofía empresarial que resume algo llamado método kaizen.

Puede que en tu cabeza el negocio que tienes en mente requiera de mucha financiación, que no tienes; de muchos recursos humanos, que no te puedes permitir.

Esa será tu excusa para no intentarlo: no tengo el dinero suficiente, no tengo los recursos suficientes, no tengo los trabajadores suficientes…

Pues haz lo que puedas, con lo que tengas, donde estás.

Si no puedes comprar una gran nave industrial en un polígono bien comunicado, cerca de un gran núcleo de población…, alquila una nave más pequeña, en un polígono industrial con salida a una autovía, en una capital de provincia o cabeza de comarca.

Dividir tu gran negocio en pequeños pasos lo hará asumible y fácilmente realizable.

Realizar el Camino de Santiago de un solo salto, o una sola etapa, hará que ni lo intentes porque es una empresa imposible. Pero si organizas el camino dividiéndolo en etapas, asumibles día a día, verás que es una empresa factible y te lanzarás a ella.

frases de motivación para el emprendimiento


No se trata de dónde estés, sino dónde quieres llegar


Visualizar la meta. Tener siempre presente cuál es el objetivo del esfuerzo que estás realizando ahora. Este puede ser el secreto del éxito empresarial.

Puede que el día esté siendo duro, insufrible, insoportable…, de esos que te chupan toda la energía y te dan ganas de mandarlo todo bien lejos.

Y si te centras sólo en el día tan malo que estás teniendo terminarás por tirar la toalla.

Pero si ves este día malo sólo como una etapa más que te acerca a tus objetivos lo verás todo con otra perspectiva. Podrás ver este día horrible como una simple gota de agua en la inmensidad del océano.

El secreto de las frases de motivación para emprendedores


 Todos necesitamos un poco de inspiración. Pero no todos nos inspiramos de la misma manera. No todos reaccionamos igual a los mismos estímulos.

Las frases de motivación para emprendedores, y para la vida en general, te tienen que llegar en el momento justo, de otra forma no llegarás a comprenderlas en toda su dimensión.

Y no te servirán igual de bien.

Yo te aconsejo que adornes un rinconcito de tu zona de trabajo con ellas. Así las tendrás a mano en el momento que más las necesites.

Por último os dejo algo que tenéis que tener muy claro en la vida y en los negocios:

frases para motivar


Todo el mundo cae, pero sólo los mejores se levantan.


¿Te imaginas a un boxeador que tire la toalla después de recibir el primer puñetazo? ¿Te imaginas a ese mismo boxeador dejando el boxeo tras la primera derrota?

No sería un boxeador, sería un aficionado.

Lo mismo pasa con los emprendedores, no lo olvides nunca.

Ahora quisiera que me comentases qué frases son las que te ayudan a ti a levantarte todas las mañanas. Podría ser material muy bueno para hacer una segunda edición de este artículo ¿me ayudas? 
Deja tus frases de motivación en los comentarios, las mejores las incluiré en otro futuro artículo sobre motivación para el emprendimiento.

Sé tan grande como tus sueños


Después de un tiempo en el dique seco retomo mi actividad de juntar letras para dar ejemplo y esperanza a todos aquellos emprendedores que todavía se lo están pensando. Hoy quiero que seas tan grande como tus sueños.

Porque en los negocios hay muchos obstáculos que salvar y el más grande de todos ellos eres tú mismo, no te quepa la menor duda.

En este artículo te quiero mostrar el ejemplo de un tal Antonio, Antonio Fuentes ¿Te suena? Ni idea ¿verdad? Pues su empresa sí la conoces, seguro.


emprender durante la guerra civil española
guerra civil española

¿Qué mejor momento para fundar una empresa que el inicio de la Guerra Civil Española?


El emprendedor es emprendedor siempre y bajo cualquier circunstancia. Ya lo escribí en el artículo en el que os hablaba de los inicios de El Corte Inglés

Y en este artículo os hablaré de Antonio Fuentes, murciano hijo de agricultores que prefirió intentar ganarse la vida fuera de los rigores del campo. No se le ocurrió mejor idea que abrir una charcutería en el pequeño pueblo de Alhama de Murcia, ¡en 1.936!

¿Se os ocurre peor momento para abrir un negocio que al inicio de una guerra civil? ¿O en un pueblecito de algo más de 5.000 habitantes? Y cuyos vecinos tenían la mayoría su pequeña huerta o terrenito donde cultivaban y criaban sus propios alimentos.

Pues Antonio Fuentes lo hizo, y no le salió mal del todo porque años después tenía abiertas otras dos charcuterías.

Esto ya es indicativo de que el empresario, tendero, ya era una persona de éxito. Consigue abrir un negocio durante la guerra civil y consigue expandirse durante la postguerra 

¿entendéis por qué me río de los “emprendedores” de ahora que se quejan de que no les llegan las subvenciones o que dichas subvenciones no son suficientes?

Para la gran mayoría de los pequeños comerciantes tener tres tiendas es el culmen. Para Antonio se le quedaba chico el negocio, así que en una de sus nuevas charcuterías, y utilizando el tocino que le sobraba, comenzó a elaborar y vender sobrasada (que es un embutido originario de Sicilia por mucha fama que tenga la de Mallorca)

De pequeño comerciante a pequeño industrial


Esto es algo que he visto en muchos emprendedores “de los de antes” en mi artículo sobre el fundador de ZARA podéis ver el mismo patrón. Se empieza con lo que se tiene y se avanza en el crecimiento para dar el mejor servicio posible.

Como lo de elaborar sobrasada se le daba bien en 1.954 inaugura una fábrica de embutidos. Dejando de ser sólo un tendero, un comerciante, un pequeño empresario… a un pequeño industrial que vendía su producción por los pueblos de la zona.

Con esto volvemos a ver una característica clara de los triunfadores. Comienzan a construir su sueño con lo que tienen y van modificando y adaptando su plan según sus circunstancias, éxitos, fortalezas, fracasos… Antonio Fuentes quería ser charcutero, y le fue bien, abrió tres charcuterías. Podría haberse quedado en eso, y dejar en herencia una charcutería a cada uno de sus hijos.

Pero se metió a mayores fabricando sobrasada para aprovechar el tocino que no vendía. Y le fue todavía mejor.

Podría haberse quedado explotando su “gallina de los huevos de oro”, fabricando dentro de sus charcuterías su ya famosa sobrasada. Pero pensó que lo lógico era seguir evolucionando y dar el salto a la elaboración de más embutidos.

Por eso, 18 años después de abrir su primera charcutería para vender los embutidos que elaboraban otros, abrió su propia fábrica de embutidos.

A partir de 1.954 él mismo controlaría la producción, elaboración y calidad de los embutidos que él mismo vendía en sus propias charcuterías.

Comienza así otro de los procesos comunes a los empresarios de éxito: controlar de principio a fin la elaboración o construcción de sus artículos o productos, hasta llegar a la venta de los mismos en sus propias tiendas.

Todo el proceso en manos de una misma persona, de una misma mente pensante, de una misma idea de negocio.

El peligro de las segundas generaciones


En las empresas familiares la segunda generación suele tener mucho peligro para la empresa. Puede que el sueño del fundador no sea el mismo sueño que los herederos. A ellos el éxito les viene dado y no siempre lo saben gestionar bien.

No es el caso que nos ocupa. Los tres hijos de Antonio tomaron las riendas del negocio familiar en los años 60. Y siguieron la filosofía del padre, que seguía vivo, coleando, y aportando visión y experiencia.

En 1.968, para seguir controlando todo el proceso de sus embutidos, se convierten también en ganaderos. Desde entonces también criarán a los animales con los que elaborarán sus embutidos.

En 1.971 ven la oportunidad y construyen un matadero y sala de despiece frigorífico y se lanzan también a la venta de carnes frescas y productos elaborados.

A estas alturas Murcia se les quedaba chica. Su expansión comercial llega a toda España y su famosa sobrasada, puesto que siguen elaborando su producto estrella que dio origen a todo esto, comienza a ser famosa en todo el territorio.

Pero España también se les queda pequeña. Y en 1.979 comienzan su expansión internacional´.

Es curioso que Antonio fundara su charcutería en un momento de crisis tan brutal como una guerra civil, y que expandiera su negocio durante una época tan difícil como la postguerra española.

Pues siguiendo con la filosofía del fundador, los herederos comienzan a transportar sus productos a medio planeta justo durante la segunda Crisis del Petróleo, cuando más caro y más complicado es transportar cosas; cuando más tensión hay entre los países y más conflictos armados de alta y baja intensidad se estaban larvando.
Debe ser cosa de los genes de la familia.

La muerte del fundador


La muerte del fundador de un negocio es un momento de crisis muy delicado. Aunque viviese retirado de los negocios, su presencia suele servir para mantener unido el negocio y a los hijos herederos.

Con el fallecimiento del fundador, los hijos tienen la manía de ir  cada uno por su lado, vender sus participaciones, entrada de personas ajenas con otra visión de negocio y sin el más mínimo apego a la filosofía del fundador.

Sigue sin ser este es el caso que no ocupa.

En 1.989 Antonio Fuentes fallece a los 77 años de edad. Su pequeña charcutería de Alhama de Murcia es en esos momentos el Grupo Fuentes, propietarios únicos de El Pozo Alimentación, un conglomerado de empresas dedicadas a la agricultura, ganadería, distribución, industria agroalimentaria, hostelería, inversión…

Y Antonio Fuentes pudo ver todo esto, pudo ver en lo que su idea inicial se convirtió, pudo disfrutar de su éxito.

logotipo de El Pozo Alimentación
El Pozo Alimentación




Mis artículos más leidos